sábado, diciembre 20, 2014

Verticales / Horizontales - Galería Proceso, Cuenca

VERTICALES/HORIZONTALES
           
MARCELO AGUIRRE
ADRIÁN BALSECA
PAULA BARRAGÁN
JUAN CAGUANA
PABLO CARDOSO
ANA FERNÁNDEZ
TOMÁS OCHOA
WILSON PACCHA
JORGE VELARDE

Curaduría: Patricio Palomeque, José Luis Corazón Ardura

Galería Proceso Arte / Contemporáneo , Diciembre, 2014






PRELIMINAR

Si como señalara Ingres, “el dibujo es la prueba del arte”, en esta exposición denominada Verticales/Horizontales, la sala Proceso de la Casa de la Cultura, Núcleo del Azuay, presenta un buen número de artistas ecuatorianos decididos a encontrar en el dibujo aquellas transformaciones estéticas que, al igual que en otras disciplinas actuales, han innovado su apariencia en los últimos años.
La actualidad del dibujo como práctica artística no puede obviar la importancia de su desarrollo en el presente. Desde un punto de vista conceptual y formal, esta orientación entre la verticalidad y la horizontalidad, reclama una relectura de su carácter tradicional, frente a una actualidad donde las coordenadas son más que una simple ubicación en el espacio. En los últimos tiempos, el dibujo debe crear un espacio propio que ha sido de alguna manera relacionado, por su cercanía a otras prácticas, con el arte de acción, la creación videográfica o la instalación. Las coordenadas del dibujo deben buscarse en su expansión hacia otras prácticas, además de dar un sentido a su presencia en el arte actual.
Por otra parte, esta exposición pretende encontrar nuevas posiciones que valoren las posibilidades que se abren al dibujo desde su origen tradicional, pero manteniendo su carácter de urgencia en el presente del arte contemporáneo. En ese sentido, plantear una exposición de dibujo significa también desvelar cuál es su significado actual como práctica artística. Para ello, la reunión de obras pertenecientes a Marcelo Aguirre, Adrián Balseca, Paula Barragán, Juan Caguama, Pablo Cardoso, Ana Fernández, Tomás Ochoa, Wilson Paccha y Jorge Velarde, propicia un nuevo punto de vista que considere su pertinencia en el presente.
Es precisamente ese carácter de resituación, entre la verticalidad destinada a elevarse y la horizontalidad propia de los límites, el punto de partida para ofrecer una reflexión sobre el dibujo ecuatoriano, tanto desde la transgresión de sus principios de una manera irónica, como desde planteamientos más clásicos que aún han de tenerse en cuenta para comprender que el dibujo como práctica artística no deja de ser el cuestionamiento de la realidad desde un punto de vista actual.

José Luis Corazón Ardura
Patricio Palomeque

MARCELO AGUIRRE

Se anuncia!
Acrílico, lápiz y lava gel
200 x200
2014

Ángel Guardián
Acrílico, lápiz y lava gel
200 x200
2014

VARIACIONES DE UN MISMO TEMA
El lagarto, sobre fondo verde, es mi protector,
asomo repentinamente en el fuego
Lo llevo en mí desde la edad de piedra,
oscuro y ágil,
profundo y misterioso,
laguna negra,
cascada fluyendo entre tus piernas  pegadas a mi pecho,
lodo, selva y espesura,
río corriendo hacia las alturas del páramo derramando agua
fresca para tu boca impregnada de besos y susurros

tres cuervos negros
tres bocanadas de humo lamiendo tu clítoris lechoso
amenaza y muerte
espacio de quietud
espacio de luz
simultáneamente, repentinamente
solo queda el asombro.

en posición de feto,
la vida fluye
vértigo, lenguas de fuego, piedras ardientes, aguas turbias,
ángel guardiana
Marcelo Aguirre

ADRIÁN BALSECA

Sin título (bosquejo),
Video monocanal
2’10” (loop)
madera, grafito, video proyector

M. Friedman para 1962, esboza: "la historia sugiere que el capitalismo es una condición necesaria para la libertad política" y esta a su ves "…no es una condición suficiente". El Nobel en economía, disecciona en su galopante discurso liberal al cotidiano instrumento de dibujo. Evidencia las complejidades tras el modo de producción de un lápiz común y ejemplifica con esto la síntesis de las nociones primarias sobre comercio libre, en el ceno del modelo capitalista. 
(Traducción del audio de M. Friedman, que se escucha en el video )
Mira este lápiz de plomo, no hay una sola persona en el mundo que pueda hacer este lápiz. ¿Notable declaración? En absoluto. La madera de la que se hace, por lo que sé, proviene de un árbol que se cortó en el estado de Washington. Se tomó una sierra para cortar ese árbol. Para hacer la sierra se tomó acero. Para hacer el acero se tomó mineral de hierro. Este centro negro, lo llamamos plomo pero es realmente grafito, grafito comprimido. No estoy seguro de dónde viene, pero creo que se trata de algunas minas en América del Sur. Esta parte roja aquí encima es el borrador. Un poco de caucho, que viene probablemente de Malaya. Donde el árbol del caucho no es ni siquiera nativo, sino que fue importada de América del Sur. por parte de algunos empresarios con la ayuda del Gobierno Británico. Este anillo de cobre no tengo la menor idea de dónde viene, o la pintura amarilla o la pintura que hacen las líneas negras o el pegamento que lo mantiene unido. Literalmente miles de personas cooperaron para hacer este lápiz. Personas que no hablan el mismo idioma, que practican diversas religiones, que probablemente se odien los unos a los otro si se conocieran. Cuando vas a la tienda y compras este lápiz, estas en efecto cambiando a pocos minutos de tu tiempo por unos segundos del tiempo de todas esas miles de personas. ¿Qué los unió e indujo a que cooperaran para hacer este lápiz? No había ningún comisario enviando las oficinas... enviando pedidos desde una oficina central. Fue la magia del sistema de precios. La operación impersonal de los precios que los unió para que cooperen para hacer este lápiz, para que pudieras tenerlo por una suma insignificante. Por eso, la operación del mercado libre es tan esencial; No sólo para promover la eficiencia productiva, pero aún más, para fomentar la armonía y la paz entre los pueblos del mundo.
Milton Friedman
Free to Choose
1980


PAULA BARRAGÁN

Lagartera    
 Técnica: tinta china y témpera sobre papel de algodón
203 x 112 cm
2014


Otro domingo
Tinta china y témpera sobre papel de algodón
115 x 142 cm
2014


Dibujar se ha convertido para mí en una manera aguda de mirar la vida, una herramienta poderosa de exploración, que inventa, interpreta, recuerda, describe, marca, analiza. Dibujar es como hablar en un idioma nuevo, con otras sutilezas y descripciones no verbales, buscando la elocuencia visual para retratar a personajes que anhelan robar un poco de energía a la fugacidad de la vida, en la mesa, en el sexo, durmiendo, corriendo como locos en un bestiario imaginario. O sentados, callados, esperando melancólicos que pase algo. O felices en el lomo de una iguana.

Paula Barragán

JUAN CAGUANA
 
1928
carboncillo sobre lienzo
135cm x 107cm
2014

sueños de papel
grafito sobre papel
100cm x 15cm aproximadamente (8.8 x 10.7 cm c/u políptico 10 dibujos)
2014


En estos trabajos mi preocupación formal se revela a través del uso de materiales tradicionales para el arte, como lo son el grafito y el carboncillo, que a mi juicio poseen una carga simbólica desde la cual intento reflexionar.
En estas imágenes de archivo se puede ver una mirada que busca revelar a un pueblo exótico que se engalana o posa para la foto. Mi intención es recrear ese espectro atrapado en la memoria y, por medio del acto de dibujar que a mi manera de ver se asemeja a la transcripción de un texto, ver más allá de lo evidente, fraguar dimensiones paralelas, que procuren dar un vistazo fugaz del instante fotográfico.



PABLO CARDOSO






Declaración publica , 26 dibujos, grafito, tinta, acrílico sobre lienzo, y documento, dimensiones variables, 2014

DECLARACIÓN PÚBLICA
Señor Notario:
Los abajo firmantes hacemos la siguiente declaración:
Somos ecuatorianas y ecuatorianos que aportamos al reconocimiento de los derechos de la naturaleza, los derechos de participación social y el fortalecimiento de los derechos de los pueblos originarios en la actual Constitución de nuestro país, y que además nos hemos constituido en defensores efectivos de dichos derechos.
Ante la decisión del gobierno ecuatoriano de explotar el Yasuní-ITT, y amparados en los artículos 71, 72, 73, 395, 396, 397, 398, 399, 400, 404, 405, 406 y 407 de la Constitución, apoyamos con nuestras firmas la campaña realizada por el colectivo “Yasunidos” para solicitar a los órganos competentes la convocatoria de una consulta para que sea el pueblo ecuatoriano el que apruebe o niegue la posibilidad de explotar el Yasuní, así como también dimos nuestro apoyo moral a la solicitud ante la Corte Constitucional para que se declare inconstitucional la mencionada decisión gubernamental.
En vista de que todas  estas acciones ciudadanas, enmarcadas en los derechos y disposiciones constitucionales y aun en leyes secundarias han sido denegadas por la Corte Constitucional, el Consejo Nacional Electoral, y ante la complicidad de la Asamblea Nacional y la pasividad del Consejo de Participación y Control Social, y no habiendo otra posibilidad de que nuestra opinión y voz ciudadana sea escuchada, dejamos constancia pública de nuestra postura porque no queremos ser responsables, con nuestro silencio,  ante la historia y la justicia, de los previsibles daños ambientales irreparables y el seguro desplazamiento de los pueblos en aislamiento voluntario que podría conducir a su extinción.
Asimismo, dejamos constancia de que hacemos responsables a todos los funcionarios de los organismos estatales por los actos de comisión y omisión que pudieran derivar en los daños ambientales y humanos que son previsibles y que de darse en el futuro, podrían constituir delitos penados por la Constitución y las leyes.
Para constancia firmamos,

Kléver Marcelo Calle Eras
Pablo Cardoso Martínez
Javier Andrade Córdova
Ordóñez Morocho María Paz
Nidia María Soliz Carrión
Pablo Joaquín López Abad
Christian Fernando López Salcedo
Consuelo Andrea Flores Castro
Juan Fernando Vega Cuesta
Juan Cristóbal Cuvi Sánchez
Marcelo Patricio Quizhpe Peralta
César Zea Abad
Elizabeth Vallejo Llerena
Ángela Prado Carpio

Ana Fernández

Juegos de jardín
Gouache lápiz de color y tinta sobre papel
200 x 106 cm.
2006
 
Greyhound
Tinta sobre papel
300 x 100 cm.
2006

Saperoco
Cuando se apaga la luz, los dibujos comienzan una desalmada danza de burlas y nombres. Sus carcajadas sonoras, inaudibles para los humanos, su sexo atrevido, sus posturas amorosas o sus vituperios, se mueven enloquecidos en su hogar de tinta y papel. Los artefactos agitados durante la noche, de parranda por el taller, en desarraigo completo, de sus pertinencias a una u otra superficie, se colocan rápido en cualquier lugar cuando la primera luz empieza a filtrarse.
Comienzo con todos los dibujos remecidos, cambiados de lugar. Mi labor consiste en ordenarlos, reparo sus esquinas de tinta abatida, un dedo faltante, una pata de más, el corazón ajado, las máquinas derruidas, sin tregua alguna. Al final del día los dejo calmos o dormidos.
Atendiente de objetos  es mi cargo. Desde hace tiempo no he vuelto a dibujar. Sólo me encargo de sacarlos de los embrollos de la noche, de satisfacer sus necesidades básicas, darles tinta e imaginar  sus historias delirantes.
Sólo espero su muerte súbita o un gran terremoto que me libre de ellos.

TOMÁS OCHOA

Escritura
Cordel de algodón y pólvora sobre tela
180 x 180 cm c/u.
2014
ESCRITURA
“Imaginé esa red de tigres, ese caliente laberinto de tigres, dando horror a los prados y a los rebaños para conservar un dibujo”
 J.L. Borges
Toda la información encriptada en los Quipus se perdió en la ocupación de América .Bajo la premisa In  Eminenti Apostulatus. La iglesia católica ordenó quemar los Quipus: “heréticos instrumentos del demonio”. El dibujo que aquí se presenta fue realizado a partir de la estructura básica de un Quipus y de una progresión matemática de números primos. Un cordel anudado genera el dibujo y al ser quemado deja un rastro en vaciado sobre la superficie.
Probablemente los Quipus hayan sido aquella escritura que se perdió definitivamente. Yo intento - como Tzincán en el cuento de Borges- intuir la escritura del jaguar.
Tomás Ochoa

WILSON PACCHA
Enoc y un molino de viento llamado Lorena Bobbit
Acrílico, esmalte, carbón, pastel seco y stickers sobre cartón reciclado
264 x 312 cm.

 
Los dulces de Noe
Carbón sobre cartulina
225 x 420 cm
2014
Como un abrazo al relámpago, como la ciénaga rota, como dos dados de hielo sin gin-tonic, como que me llamo Valentino y me creo un James Dean Andino, como el alma que palpita en cada ebrio, como termita de orfanato, como el delito no cometido, como cuando no sirve la labia, como la frivolidad mal usada, con miopías sentimentales, como un gitano maloso, como un abigeo del trazo y del carbón de alta minería, he dejado aquí mi más fina porcelana, dibujo tu camino flor de puta, cartón espurio, no me has dejado dormir reflechucha, qué te has creído, jajajaja, como cuando estrujo mi bendito muñeco sicótico, causa causa el accidente, migra tu dermis transgénica en tu cuerpo santo, utiliza y bebe de ese rojo Ferrari, papel anoréxico abandonado, deja que el átomo con mini elefantiasis de cualquier tinte, de cualquier, pigmento, de cualquier carbón de fogata de méndigo de barrio equivocado, cualquier artilugio, pose en tu sobaco, deja que “esta obra”, mezcla de yiu-yitsu, taekwondo, kickboxing, sangre de drago, mertiolate, chapo, chilca, amansaguapos, uña de nutria desvirgada, sal en grano, complejo B, aserrín, pólvora, etc… dejad dejad que te inyecte la bacteria, venid Azael ángel caído y ayudadme a pintar los labios de esta señorita, flor de puta, de esta mini- hetaira, de esta dríada mal nacida lejos de la 18, de esta desfasada mental, de esta extra de reallity rurales, deja que este abigeo del color juegue en desventaja contigo, deja que te tatué el remolino de tu orto, deja que Enoc encuentre casa astral, que su ambigüedad sexual halle reposo en algún decímetro de tu casita mal repujada, que Lily lo visite, que el gran arcano lo trague a este hijo de la gran pucta que no le dio toda la madera a Noé, que en su camita tenga oro y escarcha, perfume y hiel, que se limpie el moho de las bolas de los jardines colgantes de Babilonia....para apagar mis ojos, y dejar que esta música me acueste a tu lado, sabiéndome abrazado, déjame apagar mis ojos, y se prenda en la salita de cine que has creado en mi cabeza para siempre mi secreta banda sonora...
Wilson Paccha

JORGE VELARDE

Dibujo anatómico
222,5 x 186,2 cm.
2014


Ayudante de mago
Dos dibujos
145 x 338 cm. (c/u)
2014

Como por arte de magia, en El aprendiz de mago Jorge Velarde se divide en dos, pero no sin dimensionarse de maneras desmedidas, lo que provoca en el espectador una obligación a distanciarse de la obra, de ejercicio corporal: caminar, alejarse, aguzar la mirada, ladear la cabeza, para volverla apta a los ojos, para sentir el lábil sentimiento del arte de la magia y de la muñeca. Lo que hay dentro de la caja, un cuerpo partido y ensangrentado o una treta del mago para aparentarlo, queda para la imaginación de quien visita aquella forma de demediarse. Aquí resaltan los estados intermedios de la materia, se saborea esa zona ambigua del devenir en que el sílex da paso al trigo y luego al hombre que se alimenta de él. Quizá, entonces, lo que hay dentro de esa caja sea lo que completa la obra, como, parafraseando a Barthes, la ojiva, que pasa del hoyo al corazón y luego a la flama.
Y para no salirnos de esa línea, Velarde nos sugiere, en Dibujo Atómico, un transformismo, aplicando la figura lamarckiana de la scala viventium, de la escala progresiva de los seres, pero dándonos a entender que acaso para elevarse un nivel más alto sea necesario un casco, no de aluminio, para que interfiera las ondas dañinas que emana la sociedad, sino de ideas: un habitar el mundo de lo que se percibe, llenarse la cabeza de trashumanación.
De rostro severo, impenetrable, ambiguo, estos autorretratos son la última manifestación fisiognómica de uno de los pintores más desenvueltos y ligeros que nos remontan a los Magos que aparecen en Belén y a la vez a los secuaces de Hermes Trimegisto.


Carlos Vásconez


Fotografías: cortesía Patricio Palomeque

viernes, diciembre 12, 2014

Roberto Noboa: 12:21 / CAC, Quito




Roberto Noboa, 12:21

Durante más de veinte años, Roberto Noboa (Guayaquil, 1970) ha sido un artista que no se ajusta a los relatos dominantes del arte local. 

Noboa hizo un bachillerato en Bellas Artes en Clark University en Worcester, Massachusets (1989 -1993) y una maestría en Artes en New York University, Nueva York (1996 – 1998), donde vivió varios años después de culminar sus estudios. Fue una etapa decisiva para desarrollar su interés por la pintura y la historia del arte que lo condujo a devorar -porque “tenía que aprovechar esa oportunidad antes de que termine, tenía que verlo todo”- toda la información contenida en museos, exposiciones y bibliotecas. Al regresar a Guayaquil, la pasión lo sumió en una incansable experimentación a pesar de vivir en un círculo que no se reconocía en su obra, un medio en el que era un incomprendido.

Sus primeras exposiciones a mediados de la década de 1990 traían animales y niños perversos. Imágenes de carga expresionista que no condescendían con las inclinaciones sociales y políticas de los artistas de ese entonces, y eran ajenos al gusto del público. A principios de 2000 hace un quiebre formal que deviene en una obra que tiene como figuras centrales canchas de tenis y tenistas. Esta serie construye un mundo simbólico que piensa mordazmente a una sociedad sumergida en la banalidad. Parodia del lujo, su obra reciente compone una representación del poder que se anquilosa y replica en un círculo eterno. 

La muestra 12:21 está compuesta por tres entradas que reúnen trabajos de 1992 a 2014 una intervención en sendos patios entre los pabellones. Cada entrada es una compuerta a los universos de Noboa que denotan sus búsquedas formales y revelan cómo su producción mantiene el mismo trasfondo de narrativas que se afinan con la madurez del artista: Una obra autobiográfica que devela una mirada de desconfianza ante la sociedad y el poder desde el humor negro, la violencia enmascarada y el absurdo.


Pily Estrada Lecaro



CANCHA SIN RED

Cancha sin red concentra los procesos formales más relevantes que ha transitado la obra de Noboa desde mediados de los años noventa hasta su obra actual. 

En Los primeros juegos se presentan pinturas y dibujos de corte expresionista y experimentaciones que sitúan a los protagonistas al borde del cuadro. Empujar la figura a los bordes, como si se ocultase, será uno de los motivos centrales de la primera década de su producción. 

En 2000, sin embargo, Noboa se siente demasiado cómodo con su obra. Tras una época expresionista de mucha textura, siente la necesidad de hacer lo opuesto, de pintar de manera naif, exhibir algo que un “Artista” no haría. El momento más radical de este cambio se revela en un cuaderno en el que decide pintar cosas infantiles, nimias, en colores brillantes que contrastan con su obra anterior. El cuaderno poblado de casitas, flores y muñecos en tonos alegres, figuras que parecieran cursis e indignas marca la transición definitiva. Llegando a la Cancha recupera una secuencia que refleja el interés de Noboa por la forma a través del uso de círculos y líneas, su modo de retornar a lo más simple. Esas formas básicas serán el punto de partida para las imágenes que perviven en su trabajo, incluidas las canchas de tenis.


El pabellón cierra con Muchas pero muchas canchas que culmina con el primer campo pintado por el artista, “Cancha sin Red”. Su interés por esta figura se tradujo en la consecución de una forma simple y poderosa, que se convierte en una obsesiva fuente de ensayo.























MAL LUGAR PARA ESCONDERSE

Mal lugar para esconderse muestra al arte como madriguera ineficaz porque, al final, toda intención se revela. El recorrido empieza con el primer Autorretrato de Roberto Noboa hecho en 1992 y cierra con el reciente Autorretrato con mesa de ping pong de 2013. Ambos miran hacia la sala donde se compila la obra más explícita y cruda de Noboa.

De carácter expresionista, la obra de esta sala deja ver al niño/personaje/autor que es empujado al borde del cuadro –el que se esconde- y da cuenta de la condición de outsider del artista. Las series Todo está podridoDescomposición y Animales recogen pinturas de niños malcriados con sus intestinos rodeándolos, aves estiradas, burros, conejos malditos, imágenes en descomposición. Rebeldía y un mundo en estado pútrido que manifiestan un profundo rechazo al sistema. La sala se cierra con El castigo, donde los mismos niños son disciplinados por esa tramoya social. Transgresión y punición.

























CEREMONIA DE PREMIACIÓN


Al entrar a la sala nos dan la bienvenida los nobles, condes, matronas, tenistas y tenistas vikingos que habitan los espacios que retrata Noboa. Ellos nos miran entrar a sus hogares y nos vigilan mientras los recorremos. Son personajes absurdos e incompletos que coleccionan trofeos y condecoraciones, que tienen una pasión desenfrenada por el éxito. 

Entre ellos Los Destacados narra una historia de amor: Tenistas que se enamoran rodeados de posesiones, mansiones, trofeos y pompa. En la furia pasional de los celos y la envidia, se atacan e incendian su mansión. Al final vuelven, porque están ensimismados, enamorados profundamente de ellos mismos y su vida snob. Historia que repiten en el ciclo enfermizo de la fama.

En Gran Salón los interiores y exteriores de los palacetes dejan ver todo el lujo rimbombante en extraña descontextualización. Salones con arañas de cristal, techos altos y canchas de tenis, ping pong y campos de golf de una sociedad autocomplaciente. Las pinturas de gran formato, abigarradas una junto o sobre la otra, hiperbolizan la ostentación. Las desoladas mansiones son pensadas como espacios que atraen pero al mismo tiempo incomodan. Hemos llegado tarde, ¿pero a qué? ¿A la fiesta, a la historia de la civilización, al fin del poder?. Algo pasó. Los animales se han tomado el lugar de los humanos.


Quizás los únicos que lo saben son los tres payasos pirómanos que nos reciben de frente. Son los amigos de los niños malcriados –o quizás son los niños disfrazados, haciendo una travesura más-. Han incendiado un palacete. Y se ríen.























CATÁLOGO DE OBRAS
FOTOGRAFÍA: RICARDO BOHÓRQUEZ

Al Ping Pong
2008





Niño que se ríe mientras suelta 6 pinceladas
1998

Los que veían amarillo
1998

Encuentro de monstruos
2000

Lodo, cenizas y chanchos poderosos
2000 - 2006 - 2007

Niño de espaldas II
2001

Sin título
1996

Sin título
1996

Cuaderno sin título
1999

Huevos que caen
2000

Huevos que no caen
2000

De la serie Carreteras
2001

Sin título
2002

Sin título
2004

De la serie Dibujos
2003

Arquitectura sin gravedad
2012

Gran estadio Demo 3500
2011

Cancha en el castillo rojo
2008

Ellos esperaban al oso
2013

No podemos descansar ahora… los monstruos están muy cerca
2014

Cancha sin red
2003

OMED (Parte III) de Cefalea
2013

No era ni juez ni parte, ella lo sabía
2008

Canchas
2003 – 2014

Sin título
1995

Sin título
1998

Sin título
1998

Sin título
1998 -2002

Payasos pirómanos
1998

Hombre atacado por brochazos
1998

Retrato de Stephen Becikngham muchos años después de haber sido pintado por Hogarth
2012 – 2013

Las condecoraciones del Duque de Wellington (200 años después)
2009

La mañana siguiente
2005 -2006 -2008

Sin título
2002

Egill, guarda la red
2004

Problemas del éxito y los monos malditos
2005

El Pinta del Club
2004

Coordinación
2005

Movimiento completo con pelo largo
2004

Sin título (Vikingos)
2004

De la serie Los Destacados
2005

Mujer con hacha
1998

En la casa de Jannis Kounellis
1999

Pensando en las oficinas de algodón
2010

Se colgó la mesa
2010

Llegó y todo volaba, los dibujos  volaban, qué sentido tiene todo esto. Huele a quemado. Han visto lo más terrible?
2013

Ping pong y tenis rural
2008

Cancha, alfombras y castillos olvidados (Aurora boreal)
2010

Ceremonia de Premiación
2004

Drive
2010

Llegaron los más lerdos y claro… tenían que colgar la mesa
2013

Amarraron la mesa de ping pong y prendieron fuego al castillo
2009

En la casa de Gerhard Richter
2011 – 2012

Muy cerca de las oficinas de algodón
2009

Palacio verde con cancha y alfombra
2011

Lava
2004 – 2014

Al ping pong
2010

Era diciembre y hacía frío, escapó tan rápido como pudo
2008

Drop
2010

5:30 am se habían ido todos
2008

Mientras Dormían
2014

Ellos estaban ahí pero se habían escondido
2010

Esto ocurrió dieron las diez, las once, las doce
2013

Dibujos olvidados
2009

La casa del golfista
2010 – 2011

Al día siguiente fueron a conocer la casa heredada
2013

Alfombras olvidadas
2013

Autorretrato con bandana
1992

Autoretrato con mesa de ping pong
2013

Miedo
1999

Oscuridad
1996

Muñeca pelada
2000

De la serie Todo está podrido
2000

Colegiala horrible
1998

Aquelarre fingido
2006

Unión
1995

Descomposición #2
1995

Desunión
1995

Sin título
1996

Sin título
1997

Sin título
1997

Burros
1998

Conejo burro de 1600
2000

Sin título
1996

Sin título
1995

De la serie Dos por favor
1996

Niño con máscara
1994

Los podridos
1998

Jueves
2001

De la serie Todo está podrido
1997

Conejo maldito
2013

2 conejos muy cerca del castillo
2009

Sin título
1996

Cuaderno de apuntes
1994 – 1995

Cuaderno de apuntes
1996 NYC

Cuaderno de apuntes
1995 – 1996 – 1997

Cuaderno de apuntes
1996 – 1997 – 1998 – 2001 – 2002 – 2004 – 2005 – 2006

Cuaderno de apuntes
2001

Cuaderno de apuntes
2002

Cuaderno de apuntes
2004 – 2005

Cuaderno de apuntes
2006

Cuaderno de apuntes
2006 – 2007

Cuaderno de apuntes
2001







PRENSA:
http://www.elcomercio.com/tendencias/exposicion-arte-robertonoboa-centrodeartecontemporaneo-pintura.html
http://www.larevista.ec/cultura/arte/roberto-se-toma-quito

FOTOGRAFÍA DE VISTAS GENERALES DEL MONTAJE: Rodolfo Kronfle Chambers