martes, febrero 03, 2009

Marcelo Aguirre - Mutantes - Alianza Francesa/Quito







M U T A N T E S

Muestra de trabajos recientes de Marcelo Aguirre
Recetas caseras y Sampedro:
reflexiones visuales alrededor de santos endémicos

Idea y creación: Marcelo Aguirre
Relatoría: Ana Rodríguez

Sobre Marcelo Aguirre

Realizó estudios en el taller de Eduardo Serna en Buenos Aires. Egresado de la Facultad de Artes de la Universidad Central del Ecuador. Becario del Instituto Alemán de Intercambio Académico en Berlín. En la I Bienal Internacional de Pintura de Cuenca, efectuada en 1987, obtuvo Mención de Honor. En 1989 el jurado de la II Bienal Internacional de Pintura de Cuenca le otorgó el premio Julio Le Parc. El Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey distinguió a su obra “Transeúntes” con el premio Marco 1996, conferido por el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, México. Desde 1979 realiza exposiciones individuales y colectivas en: Ecuador, Colombia, Alemania, Cuba, Perú y Francia.

En 2003 realizó una exposición monográfica en el Centro Cultural Metropolitano y desde entonces ha mostrado varios alcances indistintas galerías del país, que involucran nuevos formatos menores como la serie de dibujos sobre noticias de periódico que lo ubican en una propuesta cada vez más contemporánea. (Un arte a diario)

En los últimos años Aguirre ha gestionado el espacio Flacso Arte Actual, desde donde ha generado una serie de muestras y reflexiones alrededor de prácticas tradicionales y contemporáneas, considerando desde su perspectiva la importancia del gesto creativo y el rol del artista en la generación de discursos críticos desde el arte.

Con esta propuesta de exposición Aguirre busca hacer nuevamente un corte sobre su proceso de creación, gesto del que nunca se aleja demasiado.


Sobre el proyecto Mutantes

Concepto:

Se trata de un proyecto de libre generación de imágenes a partir de una imagen inicial propuesta por Aguirre: mutantes. Estos corresponden a figuras de hombres que se transforman en animales y viceversa, de monstruos no míticos ni ficticios sino de monstruos mutantes en cuerpos informes y abundantes, seres abyectos que citan a un otro animalezco o mitológico, a un otro monstruoso pero a la vez actual y contemporáneo, que podría ser también la referencia a ciudadano cualquiera, un transeúnte, un político o un periodista.

El “mutante” se ve influenciado de algunos encuentros que ha tenido Aguirre en los últimos años: el dios Ghanesa en la India, en donde pasó unos meses que le marcaron fuertemente, y el “runapuma” de la mitología andina, hombre-puma o puma-hombre, fruto de sus investigaciones visuales sobre los trabajos de Miguel Ángel Cabodevilla basados en la tradición oral de las comunidades huaorani, figura que trabajó en varias series de lienzos entre 2005 y 2008. Con respecto a la mitología huaorani también es importante en esta serie la “boa”, representante de la fertilidad, del movimiento y del río, que aparece en el centro de un retrato de la planta de Sanpedro como aquello que surge del interior, moviéndose y configurando una forma perfectamente fluida, ligera, casi imperceptible, camuflada en la textura y pero con una línea nítida que la define perfectamente.

Homus Rhinocerotidae (homenaje a Ramiro Jácome) es un lienzo de 415 cm x 180 cm que dentro de esta categoría de los mutantes representa un rinoceronte compuesto de varios tipos de texturas, de retazos de colores de diversa procedencia, de pedazos de lienzos reelaborados que juntos conforman un todo compacto y móvil que es el cuerpo de este ser mutante, este animal enorme y a la vez ágil, antiguo, con un cuerno mítico, que pretende dar cuenta del “hombre” en su devenir, desde la piel hacia la coraza, capaz de apagar cualquier fuego con sus patas, como lo sugiere la mitología asiática, y de transformarse en el antecesor del Elasmotherium en la mitología occidental.

A estas indagaciones se suman algunas otras imágenes-conceptos de manera complementaria en estos dibujos y pinturas:

La cocina, la cocción, la preparación: de una receta casera para curar locura, a la que solo le falta añadir el perro tierno.
La realidad fragmentada: en cada tela se muestra una cara diferente de una misma realidad cambiante, pero estos fragmentos no son complementarios sino repetitivos, no se articulan con ninguna lógica sino que se repiten hasta tomarse el espacio y constituirse en la realidad.
El Sampedro, la visión del futuro: esta planta es una metáfora de la libertad, de la voluntad emancipadora, del carácter visionario de las imágenes y de los gestos rituales.
Años viejos de Machala: que muestran en qué medida la cultura popular local trabaja con estos mismos signos de la transformación.

El proyecto no ha sido totalmente conceptualizado de antemano, sin embargo se ha realizado un trabajo de reflexión alrededor de los temas arriba mencionados, alrededor del concepto de “mutación”.

Este proceso pretende operar algunos cortes en su desarrollo para poder mostrar y socializar las imágenes que va generando. El primer corte se realizará en la muestra de la Alianza Francesa en enero de 2009, con obra bidimensional en tela y dibujos.

El segundo corte, más avanzado que el primero por el estado de desarrollo del proyecto, se debería realizar en Guayaquil durante el 2009, en los espacios del MAAC.

El tercer corte se realizará probablemente en la ciudad de La Habana, entre finales del 2009 y principios del 2010. Otro corte importante podría estar constituido por una publicación. Esta constaría de una entrevista en profundidad a Aguirre, complementada con una entrevista a otros actores participantes, y de una la serie de imágenes correspondientes a los procesos y a las obras fruto del proyecto.

2 comentarios:

  1. la expo, nada que ver con lo publicado aquí...

    ResponderEliminar
  2. bueno, no se que tal la expo, pero Marcelo Aguirre tiene trabajos buenisimos!!! Pienso es de los mejores vivos de Ecuador

    ResponderEliminar