miércoles, julio 27, 2011

Salón de Julio 2011 - dossier

Jurado de Preselección
Christian Parreño
Hugo Lara
Jorge Velarde
Jurado de Selección (Premiación)
Carlos Gómez Centurión (Argentina)
Francisco Brugnoli (Chile)
Larissa Marangoni (Ecuador)
Directora del Salón
Sara Bermeo  


PRENSA




PRIMER PREMIO
José Hidalgo
Non Signal ("Non" series)
200 x 300 cms
esferográfico azul sobre cartulina plegable
SEGUNDO PREMIO
Marcos Restrepo
El efecto de algunos deseos
175 x 240 cms
acrílico sobre tela
TERCER PREMIO
Fabio Bajaña
Proyecciones en el espacio
184x80 cms
Collage

MENCIÓN
Javier Gavilanes
Contraposición
Dimensiones variables
cintas adhesivas reflectivas/vinil
MENCIÓN
Miguel Muñoz
Oleograma (De la serie Gustos)
Políptico 40x50 cms cada cuadro
Bromóleo
MENCIÓN
Anthony Arrobo
Tired paintings
160x140 cms
telas construidas íntegramente con pintura acrílica blanca
MENCIÓN
Lenin Mera
Salpicadas, escuela de la perturbación
230x140 cms
mixta, acrílico y tinta / tela

RÍO REVUELTO TV
discurso de inauguración - lectura del acta - reclamo - desalojo - premiación


EDITORIAL
SALÓN DE JULIO 2011: ENTRE MELVIN Y UNA MUJER DESNUDA
Por Rodolfo Kronfle Chambers

¿Valió la pena Arquitecto? La pregunta es en serio. Entiendo que el exceso de poder puede provoca actuar con ligereza ¿pero insistir en el error de manera tan tosca? Lamentablemente esta edición del Salón de Julio quedó marcada por la polémica de las limitaciones impuestas en sus bases. A pesar de que la iniciativa jurídica emprendida por ciudadanos ajenos al medio del arte no tuvo la consecuencia deseada, creo que sienta un muy valioso precedente: no me cabe la menor duda de que si en el futuro se intentase restringir (de frente, en las bases) obras con “críticas al municipio”, o trabajos “que no hieran susceptibilidades religiosas”, la cosa no sería tan fácil.

La obra de dos artistas mujeres salidas del ITAE, una de ellas ganadora del Salón de Julio en el 2007, ha sido insistentemente calificada de “pornografía barata” por el Arq. Melvin Hoyos, cosa que considero de mala fe ya que es imposible que desconozca el perfil crítico que las mismas encierran y que se activa justamente a través de los chocantes recursos visuales que emplean. Desconocer aquello para emprender una campaña de desprestigio mediático hacia estas artistas (extendiéndole luego el “honor” a otros reconocidos pintores del medio como Wilson Paccha y Jorge Jaén) no se compadece de la mesura y sabiduría de la cual un director de museo debe hacer gala. Una vez más hay que decirlo, este no es un tema de “gustos” ni de “calidad”, es un tema de libertades civiles y de libertad de expresión.

Se ve feo que el director de un museo que cuenta con un gran presupuesto diga que no se puede implementar un área de acceso controlado cuando algún caso excepcional lo amerite, cuando apenas se requiere para tal efecto un par de mamparas. Casi todos quienes hemos opinado respecto a este asunto hemos señalado esta facilísima opción como alternativa a la censura. Hay momentos en que la izquierda y la derecha en el Ecuador muestran similares comportamientos: a pesar de tener una salida tan elemental y viable (que consiste en una advertencia clara y un espacio reservado) el Arq. Hoyos ha tomado el camino de la intolerancia, el braveo, el desprestigio, la manipulación de la información, y lo que es peor, el desconocimiento. Un desconocimiento que no es compatible con el cargo que ostenta.

“Esta edición es una edición especial…ustedes podrán ver –no lo voy a decir realmente, no voy a profundizar- podrán ver en las características del conjunto de obras expuestas la limpieza, la maravillosa propuesta, la variadísima propuesta que existe en este quincuagésimo segundo salón; van a ver ustedes la pulcritud del trabajo realizado por nuestros artistas y van a darse cuenta que existen diferencias entre este salón y otros que, sin ser malos, antecedieron al actual. El Salón de Julio hoy, se me antoja que es como un reinicio, un reencuentro con los grandes momentos del Salón…es un salón cargado de optimismo y cargado de arte real, es realmente un salón sumamente rico [...] un salón extraordinario
Arq. Melvin Hoyos
Discurso de Inauguración del Salón de Julio
(Escucharlo en Río Revuelto TV)

El anunciado “reinicio” fue claro apenas ingresé al museo. Metieron la pata Arquitecto…hasta el fondo. No deja de impresionarme la osadía a la que puede llegar un funcionario, desvirtuando su compromiso cultural por una suerte de militancia partidista, para explayarse en temas sobre los cuales no tiene formación. Arquitecto, hoy más que nunca me ratifico en que su fuerte no es el arte. Es una pena que el discurso inaugural caiga en la más ramplona demagogia politiquera. Son palabras vacías, diseñadas para autoconvencerse y convencer a una masa incauta, pero que a cualquier entendido causaría rubor. Arquitecto, no es la primera vez que soy crítico con una edición del Salón de Julio, y esta a mi juicio es mediocre, con 15 obras dignas que encierran varios reprise y poca sorpresa. Tildarla de “extraordinaria” es simplemente febril; cuánto me hubiese gustado, como en otros años, haber tenido la oportunidad de cotejar con el jurado de premiación el tenor de sus apreciaciones.

Es curioso notar cómo el virus del discurso refundacional que tiñe la retórica de la Revolución Ciudadana haya contagiado a la antítesis ideológica que supone ser el municipio porteño. No solo que se plantea a este salón como “un reinicio”, sino que le otorga a la laxa admisibilidad del evento un carácter de participación democrática, cosa reñida con el mismo concepto de lo que es un salón: un espacio donde se ejercerá un estricto criterio de selección. Refulgen por ello varias perlas del discurso: “todos hemos ganado, pero el que más ha ganado es el pueblo”.

Lo que empieza mal…

Luego de casi una década de haber abolido el inapropiado sistema de emplear dos jurados -uno de selección y uno de premiación- se retomó este mecanismo, según señala el Arq. Hoyos por sugerencia de algunos (¿?) asesores que determinaron “la forma como debía ser reestructurado” el salón, haciendo mención especial a la reconocida artista -y buena amiga- Larissa Marangoni.

Este cambio, realizado según señala el Arq. Hoyos en su discurso para “facilitarle el trabajo al jurado” y “para que haya más justicia”, es a mi juicio un verdadero despropósito. Me explico: este mecanismo le quita la responsabilidad que un jurado debe asumir tanto por el resultado de la edición del salón como un todo –en su dimensión de muestra- como por la legitimidad en la asignación de los premios (una pintura no admitida por un grupo de jurados puede, en teoría, llegar a ser premiada por otro grupo distinto). La visión macro que el grupo de 25 obras seleccionadas le ofrece al jurado de premiación es además mucho más limitada que la que pudiesen obtener si enfrentaban el total de la entrega. Hay que entender que aunque la mayoría de la obra no sea de interés al menos brinda una oportunidad de sacar ciertas conclusiones sobre las inclinaciones de los artistas en determinado año, se detectan de esta forma líneas dominantes de producción que luego pueden ser representadas de mejor forma en la selección final.

No hay coartada para justificar las dos instancias del jurado, salvo lo evidente: que se anhele incluir más obra de la que era meritoria para no correr el riesgo de que los jueces extranjeros (por lo general personas que cuidan mucho su reputación) apliquen un criterio severo. La ex-directora del Museo, Lic. Pilar Estrada, implementó un sistema que brindaba transparencia al proceso: en el 2009 creó un blog (http://www.salon50.blogspot.com/) donde se podía acceder a las propuestas de todos los participantes, y en el 2010 algo similar, se creó un pdf con todos los trabajos enviados que se podía descargar de la página del museo. Con esta información a la mano era mucho más fácil formarse una impresión de todo el proceso. Un proceder mas cristalino que aquel es imposible.

Se espera que algo tan positivo como esto sea continuado por el Arq. Hoyos, ya que muchos deseamos tener acceso a las 149 obras participantes y así formarnos nuestra propia opinión. Vía Internet los jurados del año pasado pudieron repasar, con tiempo y sin apuros, lo enviado por todos los participantes antes de llegar al Ecuador a confrontar la obra en vivo. Una pena que un sistema que a todas luces era bueno haya sido desechado.

No cuestiono la asignación de los premios, trato de no hacerlo porque entiendo la subjetividad inherente en el proceso, lo que sí cuestiono, cuando amerita hacerlo, es la idoneidad de las personas que dirimen. Cuando veo un salón al cual le sobran al menos 10 obras debo señalar que el jurado de preselección no hizo un trabajo enfocado en conseguir un salón sólido, que de cuenta de la implementación de un mínimo rasero de calidad. Consideraría un error, que en aras de dar señales de "apertura", la institución haya recomendado a los jurados aplicar cierta permisividad. Sea como fuere, lo que este salón sí ha hecho, a mi juicio, es reconectarse con las ediciones más decadentes del certamen.

Este afán de congraciarse con una base más amplia de creadores que han venido demandando un espacio en el salón, desde que un impulso crítico renovado trató de que se eleve su nivel en la reciente década, ha provocado otros disparates: las conferencias que anualmente se daban en el auditorio del Museo Municipal ahora fueron impartidas en la sede de la Asociación Cultural Las Peñas. No tengo nada personal contra tan tradicional gremio (mis reparos son de índole conceptual) pero aquello me parece tan impertinente, polarizado y sesgado como haber realizado las charlas en un aula del ITAE. Logré asistir a dos de las conferencias, la primera con múltiples oyentes que se sentían de relleno, ni en esta ni en la segunda (un somero pero interesante repaso de Francisco Brugnoli sobre el arte contemporáneo en Chile) generó interlocución con el público, cosa que sí se daba en el Museo donde los asistentes han sido mucho más informados y ávidos por aprovecharlas.

Tres premios, tres camisetas del ITAE

Pero por más que se note este forzado afán de inclusión y apertura, a la hora de los premios las cosas caen por su propio peso: los tres premios son destellos del ITAE, dos estudiantes (José Hidalgo y Fabio Bajaña) y un profesor (Marco Restrepo). Dos de las cuatro menciones registran también el sello del ITAE (Arrobo y Gavilanes), entiendo inclusive que otro de los mencionados (Muñoz) también cursó algún tiempo por el instituto.

Y así como aplaudo la exitosa participación de esta escuadra, el más contundente alegato para que se arregle ya de manera definitiva su situación con el Estado, quiero llamar la atención de la plana mayor de la escuela: creo saber cómo piensan los máximos directivos del ITAE respecto a que la obra de dos de sus alumnas sea calificada de “pornografía”, y entiendo que expresan abiertamente su opinión y su respaldo, pero a mi juicio quedan en deuda con una declaración formal que de cuenta de esa autoridad académica que representan.

El ITAE ha sido un eje fundamental en la transformación de la escena de artística guayaquileña, y es justamente la co-responsabilidad que tiene en ese cambio de paradigmas el motivo por el cual se hace necesario un pronunciamiento oficial respecto al caso. Del ITAE se espera no una simple voz extemporánea dentro del debate, sino que apalabre una postura que, lejos de la beligerancia que las voces más apasionadas demandan, resulte esclarecedora para la comunidad a la cual se debe, y que procure, a partir de un intercambio y gestión abiertamente pública, la reversión de este desafuero.

Dada la extensión de este editorial no voy a entrar a analizar las obras del salón, aunque recomiendo visitar el ensayo que publiqué en agosto del año pasado (Raros peinados nuevos), el cual grafica de manera meditada el momento que vive la escena local.

Para el dossier de este año he solicitado reseñas del salón a dos nuevas voces de la crítica de arte local. Los comentarios son bienvenidos, como siempre solo pido que sean opiniones articuladas y sin ofensas.

Guayaquil, 26 de julio de 2011



SELECCIÓN RÍO REVUELTO:

Dennys Navas
Hortus-Gardinus (una vista aérea)
200x150 cms
Juan Caguana
Imágenes del Ecuador del Siglo XXI
190 x 70 cms
Jimmy Lara
#2 de la serie "Grado Cero"
200x300 cms
Pamela Hurtado
No me toques
90x145 cms
Maureen Gubia
Virreinato-ciclos-natos
160x200 cms

Wilson Paccha
Círculo Rosa
100x100 cms

LO ÚNICO "SEXUALMENTE EXPLÍCITO" QUE ENTRÓ AL SALÓN


POST FACTUM
Por María Inés Plaza

La sala de mi casa tiene mejores obras que las que tendrá el Salón de Julio” se dijo burlona y amargamente en Twitter a la espera de resultados. Este tweet reflejó no solo el grueso de comentarios que se llevó el evento de arte más importante de la ciudad (véase #pornoparamelvin en dicho portal), sino la manifestación de una nueva conciencia sobre el Salón: entre lo que entre, lo presentado este año sería una tibia selección de las obras menos escandalosas y críticas del medio.

Esto se refleja en la cantidad y la calidad de obras admitidas. Más que el resto, las tres obras premiadas recuerdan al conflicto alrededor del “salón y el sexo”, justamente con la ausencia corporal y el exceso innecesario de obras.

El tercer premio, un guiño claro a la serie “Que la multitud conviva” de Saidel Brito o las contrucciones en papel sobre papel de espacios “descontaminados” de Thomas Demand, alude a la conyuntura actual y la precariedad con la que se ha manipulado al evento, su imagen y propósito:
Proyecciones en el espacio de Fabio Bajaña, un collage técnico entre cajas de luz y páginas de guía telefónica van acompañadas de las siguientes palabras junto a la obra que con elocuencia la complementan: “(...)Hoy nos dimos cuenta en el silencio/que las palabras tomadas de diccionarios/No nos mostrarán la verdad./ Entonces/ Con qué tinta se escriben las leyes”.

A pesar de que los inconvenientes contextuales no dejan de sofocar al ITAE, vemos que el primer y segundo premio son nuevamente para alumno y profesor de esta establecida pero chira escuela pública de artistas, José Hidalgo con Non Signal y Marco Restrepo con El efecto de algunos deseos.

Están por su cuenta las Tired Paintings de Anthony Arrobo, Contraposición de Javier Gavilanes, así como Salpicadas, Escuela de la perturbación de Lenin Mera o el bello laberinto Hortus-Gardinus (vista aeréa) de Dennis Navas, el Oleograma (de la serie gustos) de Miguel Muñoz.

El episodio previo al desenlace del evento originado y promovido por el Museo Municipal de la ciudad embarcó una demanda y una audiencia contra la clausula del veto previo en defensa a la libertad de expresión, conversatorios (casi) diarios sobre el tema en Atalaya 680AM y bloggers como el abogado Xavier Florez y Henry Raad argumentando contra el absurdo de dicha cláusula insertada por Hoyos.

Mientras tanto el escándalo mediático alrededor de un video en Youtube.com de alumn@s del 28 de Mayo y el Vicente Rocafuerte bailando perreo sirvió como colofón en buena hora al problema que el Aq. Melvin Hoyos convocó contra obras explícitas en su alusión y contenido sexual. Pornogafía según él.

El jurado, con la excepcion de Larissa Marangoni, se mantuvo reservado de opinión frente a todo este debate público. La artista justificó la cláusula, a pesar de estar en total desacuerdo, con la analogía de las políticas de la sala de cine: Hay una restricción según las edades. Pero, siguiendo esta analogía para poder hablar del problema Salón: a los niños los llevan a Supercines a ver Cars, y no al OchoyMedio a ver Eyes Wide Shut de Kubrick. Es responsabilidad de profesores y padres la de poder darle a los jóvenes la libertad de apreciar arte, respaldados con informacion impresindible para su entendimiento.

No era de extrañarse que, luego de que el problema haya escalado a terminos radicales, en la inauguración el 23 de Julio no haya quedado impune el tan discutido tema. Lastimosamente esto se volvió una confrontación política entre funcionarios del municipio y del gobierno. El subsecretario Rafael Guerrero estaba en su derecho de reclamar la mala propaganda que han hecho de su hija, la artista Graciela Guerrero, tildada injustamente de “pornógrafa”.  Es paradójico ante todo, que sean un actor, un abogado y un padre de familia los que se indignen frente a las nuevas desiciones en el Salón de Julio y los artistas no puedan ser capaces de asumir una responsabilidad del destino de este espacio público como el único hasta ahora para la confrontación de obras en la ciudad. Cada uno entregó su obra, nadie se metió en problemas.

Por otro lado: hay obras pecadoras de ingenuidad, con las cuales hay que preguntarnos si ese argumento usado tantas veces en favor a la censura “tomando en cuenta de que niños tambien visitan el salón” habrá sido criterio asimismo para incluir obras como Pop criollo de Howard Taikeff, Centavitos para sentir a Guayaquil de Diego Villavicencio, al Shamán de las Valdivia, ese que hay que ver con gafas en 3D, o al Rambo pintor suplente de Bolivar en la Rotonda. (Hay que decir que una cosa como esta hoy en día no es más que una infértil desventura, luego de que Ilich Castillo ganara el primer premio del Salón de Julio del 2005 con su bien conocida Cómo se encienden discursos populares, según Homs.

Como gesto conservador la organización de foros públicos con los jurados de la edición de este año, no en el museo municipal como es la costumbre hace ya tiempo, sino en la casa de la Asociacion de Artistas de Las Peñas, un lugar en donde el arte contemporaneo hasta hoy ha sido visto como amenaza. Esta extensión hacia las Peñas pareciera insistir en el regreso del arte a una moralizante tradicionalidad, pues como sabemos no hay nada más tradicional y folclórico en la actualidad que las pinturas de Las Peñas.

Luego de casi tres meses dedicados al conflicto alrededor de las representaciones de sexo, sexualidad y “pornografía” (termino utilizado por Hoyos y que el alcalde Jaime Nebot repitió en su desconocimiento sobre el arte) en el Salon de Julio, la selección inaugurada el 23 de Julio fue una sorpresa y un desconcertante alivio a su vez. El tema del sexo no fue una excusa para defender posturas artísticas tradicionalistas, pero tampoco hizo justicia a las exigencias contemporáneas dentro de una exhibición de arte como esta. A pesar de los gustos y disgustos que existan este año, la ola de populismo que cubre las salas de exposicion es evidente, y las procupaciones luego del maremoto contra la censura y la demagogia dentro del Museo Municipal siguen presentes.

Tal como lo dijo Lupe Álvarez en una entrevista con Río Revuelto Tv, el Salón de Julio es el más importante patrimonio de la ciudad de arte moderno y contemporáneo, que lamentablemente sufre problemas de arbitraje profesional. Desde una perspectiva histórica, Álvarez afirma que la reserva de salones anteriores corre el peligro de caer en las mismas debacles por las cuales hoy en día las obras podrian carecer de valor cultural y museal.

En diez años esta edición podría ser un inocente ejemplo de improvisación y simplonería burocrática. Hoy es un preocupante acto de reforma contra todo lo que se ha construido para la renovación e integración de contemporaneidad en el arte ecuatoriano en Guayaquil.

Guayaquil, 26 de Julio del 2011
PRÓXIMAMENTE:
ARTÍCULOS POR ANA ROSA VALDEZ Y LUPE ÁLVAREZ...

5 comentarios:

  1. Es lamentable que los actores del campo del arte, sobre todo artistas, sigan avalando un espacio que vulnera temas básicos de libertad de expresión constantemente, solamente por la esperanza de hacerse del dinero que entra en juego. Es lamentable que ese sea espacio siga siendo capaz de movilizar producción y debate en guayaquil. Hasta cuándo? Los hijos de los artistas que ahora son jurados y de los que envían su obra puntualmente todos los años seguirán hablando de lo mismo en 10-15-20 años? Qué jartera mijo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por escribir estas criticas sobre el salon de julio en el Ecuador. La censura de obras supuestamente "pornograficas" o mejor dicho las reglas que se imponieron para el salon creo que como sugiere Rodolfo Kronfle, huele a un sexismo profundo dentro de la cultura. Estoy un poco sorprendida que ni una sola mujer-artista estuvo mencionada en el circulo de ganadores. Pero esto es un desvio. Como se define la pornografia? Y quien se esta encargando de definirla? El problema con el acto de definir la pornografia es que puede ser muy subjetivo. Cuando uno lo intenta tiene tambien que intentar a definir que es y no es arte. Filosoficamente seguirle a esta corriente termina en un circulo vicioso en que nada se define; pero el resultado puede ser un arte "formalista" que no investiga o no inicia debate o no refleja la cultura. El problema es que no creo que el Ecuador quiere ser percibido como un pais provincial. Pero el problema mas grave es la posibilidad del auto-censura. Osea sabiendo que no hay mercado ni apoyo del publico o del gobierno para un cierto tipo de arte, obras no se producen.

    ResponderEliminar
  3. Miguel Muñoz
    Comparto varias de las ideas que se han planteado, y mas ahora; creo que me quedan muchas mas interrogantes y dudas de las que yo tenia antes.
    En lo particular, existen dos puntos que quisiera aclarar:
    1. Hubo una equivocación de parte del Salón con el titulo de mi obra (le pusieron el nombre de la obra de Pedro Gavilanes que justo esta al frente???); "S/T de la serie Situaciones" Políptico-Bromóleo es el verdadero título.
    2. Yo cursé solo el pre universitario del ITAE hace ya 8 años; mi carrera de artes la terminé en la Universidad de Cuenca.
    Muchas gracias por el espacio brindado en este blog que siempre esta acentando e invitando a un diálogo crítico de lo que sucede en la esfera local.

    ResponderEliminar
  4. Miguel Muñoz
    Comparto varias de las ideas que se han planteado, y mas ahora; creo que me quedan muchas mas interrogantes y dudas de las que yo tenia antes.
    En lo particular, existen dos puntos que quisiera aclarar:
    1. Hubo una equivocación de parte del Salón con el titulo de mi obra (le pusieron el nombre de la obra de Pedro Gavilanes que justo esta al frente???); "S/T de la serie Situaciones" Políptico-Bromóleo es el verdadero título.
    2. Yo cursé solo el pre universitario del ITAE hace ya 8 años; mi carrera de artes la terminé en la Universidad de Cuenca.
    Muchas gracias por el espacio brindado en este blog que siempre esta acentando e invitando a un diálogo crítico de lo que sucede en la esfera local.

    ResponderEliminar
  5. Comentario recibido de Roberto Dunkley:
    Hola, acabo de leer su escrito sobre el SJ 2011 y como artista tengo que decir que concuerdo totalmente en sus comentarios y aseveraciones, definitivamente el museo deberia ser dirigido por alguien que tenga conocimientos solidos en arte y museografia y porsupuesto que este al tanto y actualizado de los diferentes rumbos y espacios que a tomado y va tomando el arte contemporaneo en la escena nacional y tambien en otras latitudes, lamentablemente el señor Hoyos no esta capacitado en ese sentido aunque el ser arquitecto no justifica que no tenga estos conocimientos por el contrario la arquitectura ha estado muy ligada a las artes plasticas tanto que hay artistas que han trabajado y trabajan sus obras partiendo de conceptos arquitectonicos obviamente con otros objetivos y arquitectos que se nutren de conceptos plasticos un ejemplo de eso es Zaha Hadid cuya obra tiene implicita una intencionalidad artistica en su forma. Pero eso es mucho pedir a un arquitecto cuyo mayor interes es la numismatica y el comic, y no digo que este mal pero no es la persona idonea para dirigir un museo de la importancia del Municipal (que pronto empezara a construir un nuevo edificio), amen que las decisiones que el tome no son solo a titulo personal sino que es una politica que viene de quien dirige el Municipio y sus asesores, creo que con la anterior directora el museo se encaminaba hacia una verdadera renovacion en cuanto al direccionamiento que debia tomar la institucion y el Salon de julio en particular, pero bueno esperemos que este cambio en la direccion no implique un retroceso en ese sentido. No he ido aun a ver las obras solo he visto las fotos que estan en su blog y por lo que veo, ya sea por nombres o por propuestas este Salon no es muy diferente de los anteriores, me parece una muy buena muestra y como ud dice sin "sorpresas", creo que son merecidos los premios ortogados. Porsupuesto no estoy ni estare nunca a favor de censura alguna que coarte la libre de expresion en cualquier sentido menos aun en lo que me concierne que es la expresion artistica, he dado mi opinion en alguno que otro blog al respecto y siempre mi solidaridad con las artistas cuyas obras fueron casi que satanizadas por el señor Hoyos, por eso me permito enviarle el "marco conceptual" del proyecto de la obra que envie al Salon de este año, con la que queria reinvindicar esa libertad creativa a la que ningun artista puede renunciar, le envio como lo pense enviar originalmente con dos comentarios, uno de G. Cherrez y el otro un extracto de un escrito suyo en alusion a un tema similar (perdon por el atrevimiento), finalmente deseche estos dos comentarios para evitar suspicacias porque ya de por si con la obra estaba metiendo el dedo en la llaga, el resultado era de esperarse obra rechazada pero espero ese escrito haya llegado a manos del sr. Hoyos asi como espero alguien le acerque su comentario del SJ 2011 y rectifique en algunas cosas que riñen con su prestigio e importancia (las del Salon claro). Saludos y gracias por su tiempo
    Hola solo una pequeña aclaracion, cuando digo que el sr. Hoyos no es la persona idonea para dirigir el MM era en alusion al Salon de julio y el area de arte contemporaneo es decir seria ideal que el area de arte contemporaneo tenga su propio/a director/a que tenga un nivel de conocimientos altisimo en arte y que el señor Hoyos no se inmiscuya en toma de desiciones en esa area, porque obviamente el museo tiene otras areas de exposicion que no tienen nada que ver con este tema y donde el arq. como director general del museo si tendria toda la potestad para decidir como a bien tenga nose solo es una idea, y cuando hago alusion al comic no es mi intencion decirlo peyorativamente porque el comic tambien es un medio expresion artistica importante y legitimo, simplemente queria enfatizar como un arquitecto esta dedicado a otras actividades ajenas a su profesion. Gracias otra vez

    ResponderEliminar